viernes, 21 de diciembre de 2012

SE ACABA EL AÑO Y LA SENSIBILIDAD, TAMBIÉN

No puedo creer que ya estamos 21 de diciembre. Me alegro que la profecía Maya no fue como algunos esperaban. Y ahora que estamos diciembre, y estamos sanos y salvos, me animo otra vez a escribir para celebrar la vida.
Hoy me puse a pensar que va pasando el tiempo y nos estamos volviendo cada vez más insensibles. Los comentarios en las redes sociales no respetan nada; se habla de "libertad de expresión" y "derecho a opinar", y bajo estas frases se ataca a una niña de 11 años que ganó en un concurso de talentos y  según la gente no debió ganar, se ataca a personas que han muerto en un accidente diciendo "tanta cosa si todos los días muere gente... solo porque son blancos..", se dice que la profesora que llora frente a las cámaras narrando su experiencia en Connecticut es una buena actriz... en fin, se ataca de todo. Bajo los comentarios podemos identificar gente racista, acomplejada, intolerante, envidiosa, cruel... Lo curioso es que posiblemente estas personas que comentan sin piedad sean nuestros amigos o conocidos, tal vez un pariente o lo peor, quizás nosotros mismos... quién sabe, no lo podremos saber... el anonimato nos da seguridad, nos hace intransigentes, nos hace ser más despiadados, más insensibles... y se acaba el año.