viernes, 8 de junio de 2012

LO QUE NO ME GUSTA DEL FACEBOOK...

Tengo que reconocer que el Facebook me produce cierta adicción. Me gusta espiar a la gente, chismosear un rato, enterarme de cosas que no son relevantes y comentarlas, si no hay con quien, sola.

Me gusta el botón "Me gusta" para hacerles ver a la gente que me interesa que estoy pendiente de lo que postean, para apoyarlos en algún comentario o crítica, para ser realmente sincera cuando me agrada una de sus fotos. Sin embargo, luego me viene el remordimiento porque puse "Me gusta" en una foto y en la siguiente no, y eso no significa que no me guste el resto de fotos, solo que la anterior fue espectacular y esta, no tanto... en fin...

Siguiendo con el "Me gusta", debo reconocer que su uso, a veces lo encuentro confuso y sin sentido. He leído gente que publica en su muro el fallecimiento de alguien, la misa de algún pariente, algún mensaje triste relacionado a una enfermedad o simplemente un comentario como "Me quiero morir, la vida no tiene sentido". Por ahí algún distraído da clic y me pregunto, ¿realmente a esta persona le gusta que me quiera morir o que hoy murió alguien?

Definitivamente no me gusta que el Facebook se haya convertido en un medio para poner cadenas. Me fastidia esa pregunta: ¿Cuántos de tus amigos aman a Dios y publicarán esto en su muro? o Si eres mi amiga, ponlo en tu muro. ¡Vaya manipulación! No me gustaron las cadenas por correo, menos por el Facebook porque siempre he pensado que este debe ser divertido, así que cuando escribas algo, trata de entretener un poco a los lectores.

Me molesta muchísimo las invitaciones a los juegos. Todos los días el Facebook me engaña y me dice que tengo notificaciones nuevas. Cuando emocionada doy clic, esperando algo bonito, me doy con la sorpresa que es otra estúpida invitación.

No me gusta tampoco que el Facebook se haya convertido en un medio para evangelizar o el medio moderno para hacer oraciones. "Diosito, por favor, ayúdame con esto..." ¿Dios tiene Facebook? No lo creo... Cada quien es libre de poner lo que sea, pero ya pues, insisto, un poco más de respeto a la gente chismosa que entra al Facebook en busca de diversión gratuita.

Hay más situaciones que no me gustan del Facebook, no quiero parecer una amargada o anticuada, así pararé ahí y en otro post seguiré reflexionando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario