lunes, 2 de mayo de 2011

ERRORES EN UNA CLASE DE L2

  • Recuerda que los errores forman parte importante del proceso y la retroalimentación también. (correcciones)
  • Es recomendable no corregir exhaustivamente, seamos flexibles ya que incluso nosotros, al usar nuestra lengua materna, cometemos faltas.
  • Ten en cuenta el nivel o estadio en el que se encuentren tus alumnos.
  • No pretendamos que los alumnos utilicen perfectamente una regla apenas lo acaban de aprender, ya que esa nueva estructura tiene que pasar por etapas y reajustes hasta que se vuelta algo automatizado.
  • Se corrige no para evaluar sino para lograr que aprendan.
  • Sí es recomendable hacer una lista con los errores más frecuentes según el nivel de los alumnos
  • Prestar atención a los errores que los alumnos traen consigo de niveles anteriores. De esta manera el profesor sabrá en qué puntos debe incidir
  • No sólo se corrige errores morfológicos o de vocabulario. También se debe prestar atención a los errores sintácticos, faltas de concordancia, inadecuación al registro o situación comunicativa, etc.
  • Si están aprendiendo español y usan términos que no los usamos en nuestro país debemos recordarles cuál es el término que sí usamos nosotros, de igual forma enseñarles las variantes en otros países.
  • Una forma para corregir que resulta útil es la de hacer una primera autocorrección justo al terminar de escribir, releer e identificar los puntos conflictivos (concordancia, uso de tiempo del verbo adecuado, etc)
  • No ver sólo la gramática, se debe revisar el tono, el registro empleado, la cohesión y coherencia. 
En la expresión escrita:

a)    Hacer en clase un intercambio de trabajos escritos para otro compañero lo corrija.

b)    Cuando se trabaja en grupos, se puede realizar la corrección en voz alta y en común. El profesor se limitará a "moderar" la corrección -a ser posible argumentada- y la posible discusión que provoque. Sólo al final podrá señalar aquellos puntos que, pareciéndole interesantes, no hayan sido señalados por los alumnos.

c)     O puede ser el profesor quien recoja los trabajos escritos y los corrija señalando, con una serie de marcas establecidas por convenio con sus alumnos, sólo los errores que considere que deben ser corregidos. En esta revisión, y para favorecer la posibilidad de que sea el propio alumno el que se autocorrija, podemos utilizar un sistema de signos o de llamadas de atención de forma que marquemos, por ejemplo con un círculo, los problemas de gramática, con una línea los de vocabulario, con dos líneas la ausencia o mala utilización de los marcadores del discurso, con una línea ondulada la mala adecuación a la situación o los problemas de pragmática, etc.
En la expresión oral, por su carácter efímero e inmediato, es difícil hacer la corrección de forma simultánea a la producción sin provocar excesivos cortes en la comunicación. Por ello, hay que negociar el cuándo y el cómo corregir para que todos se sientan a gusto. Existen varias posibilidades:

a) En el caso de los debates, algunas personas de clase pueden hacer de "policía" e ir anotando todo lo que les parezca extraño o incorrecto y que otros alumnos se dediquen a anotar la utilización correcta que su compañero ha hecho de las estructuras que se están trabajando esos días en clase o durante ese curso. Es necesario no sólo sancionar, sino también recompensar.

b) Puede dividirse también la clase en dos grupos enfrentados que se analizarán recíprocamente. En este caso se pueden utilizar unas tarjetas rojas que el equipo contrario levantará cada vez que oiga algo extraño, dando la posibilidad a los otros de que rectifiquen su frase.

c) En las interacciones espontáneas que se dan a lo largo de una clase es necesario insistir en que no es necesario ni conveniente corregirlo todo ni aturdir al estudiante con continuos cortes. Se puede dedicar un tiempo al final de clase para revisar algunas frases "peculiares" que hayan aparecido durante las conversaciones; o se pueden ir reparando los mensajes durante la propia interacción alumno-profesor o alumno-alumno, repitiendo de forma correcta, y lo menos brusca posible, las estructuras mal utilizadas por el otro. El uso de videos y de grabaciones son muy útiles.

REFERENCIA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario