martes, 26 de abril de 2011

NATIVOS DIGITALES VS INMIGRANTES

Nunca voy a olvidar cuando les pedí a mis alumnos que describan el objeto que se les presentaba. Elegí la imagen de una grabadora y un cassette para ver qué ponían.

Fue graciosa la descripción de una alumna de 1° de secundaria: “Es algo que los antiguos usaban para escuchar o poner música”. ¿Los antiguos? Eso sonó a “los antiguos pobladores, los primeros hombres, los hombres del paleolítico…” Me sentí vieja, prehistórica.

Hay un término que define a los que han nacido a mediados de los años 90 para adelante: los nativos digitales. Y quienes, por cosas del destino, no estamos dentro de ese periodo, se nos llama inmigrantes digitales.

Ése es el término para  nosotros que hemos visto el cambio. Hemos conocido las máquinas de escribir, el Betamax, el VHS, el Walkman, hemos tenido que voltear el cassette para encontrar la canción y no tener que retroceder tanto, hemos sentido envidia de aquellos que tenían el celular ladrillo, hemos visto llegar inventos nuevos, hemos sido testigos de cómo va mejorando la calidad de los productos tecnológicos, etc. A diferencia de nosotros, los nativos nacieron rodeados del boom tecnológico;  por eso, no les sorprende, es tan normal como para nosotros es una televisión o una radio.

Es por eso, también, que se aburren en clase. Estamos hablando lenguas diferentes. A nosotros se nos ha enseñado a hacer algo paso a paso, a seguir instrucciones, a consultar los libros ante todo. Los nativos digitales hacen mucho a la vez, prefieren las imágenes a los textos, trabajan mejor en red, etc.

Y bueno, saber si esto es positivo o negativo aún es un misterio. Aún somos muchos los inmigrantes digitales que convivimos con los nativos. Cuando la mayoría sea nativa  ¿Cómo será el mundo?


Aquí un video que nos muestra cómo podría ser el mundo...



No hay comentarios:

Publicar un comentario