viernes, 25 de marzo de 2011

LA BANCA DE MADERA

Hace tiempo leí una de esas historias de reflexión que me pareció buena. Trataré de contarla de la forma más breve porque en lo que debemos tomarnos más tiempo es en analizar si ésta se aplica en nuestra vida.

Es la historia de una banca de madera, sencilla... Alrededor de ella había guardias que evitaban que la gente se acerque y se siente. La orden decía que debían estar día y noche cuidándola.
Todos ellos cumplían su trabajo sin preguntarse por qué debían hacerlo; hasta que un día un coronel curioso preguntó quién había dado la orden y nadie sabía la respuesta. Así que fue a buscar en los informes y archivos que tenían almacenados, y encontró uno de hacía más de 30 años que decía que un oficial debía montar guardia a la banca de madera para evitar que se sienten en ella ya que había sido pintada recientemente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario